\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
FALTA DE CORAJE PRESUPUESTARIO EN UNA HACIENDA CONSERVADORA
Por Admin (del 04/01/2010 @ 08:24:56, en Actualidad, leer 2036 veces)

Los presupuestos municipales de 2010 nos meten de lleno en la crisis local presupuestaria. Nos explicamos. En lugar de optar por poner en marcha todos los mecanismos necesarios como administración local para aportar nuestro granito de arena a la actual situación de crisis económica, nos acobardamos y cedemos a la incertidumbre que existe en estos momentos en la sociedad española. El Ayuntamiento tiene o puede generar los recursos necesarios para haber presentado unos presupuestos expansivos con los que afrontar la crisis económica.

Es verdad que los ingresos procedentes de otras administraciones van a disminuir, pero no es menos cierto que ello se compensa con la subida del IBI (5 millones de euros) y del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (+1 millón de euros), aunque es significativo que el concejal de Hacienda mantenga los ingresos por actividad económica a los mismos niveles de 2009 (algo más de 9,5 millones de euros), si sus presupuestos están impregnados de pesimismo presupuestario, como lo demuestra la constatación del descenso de 7 millones de euros en la tasa de instalaciones y construcciones y, en menor medida, la merma de ingresos por el IVA procedentes del Estado.

Ante la falta de ingresos por el ladrillo PSOE-IU dirigen su mirada a las tasas
Ante la falta de ingresos del ladrillo y del Estado el Equipo de Gobierno (PSOE-IU) dirige su mirada a las tasas que las incrementa en 3 millones de euros, sustentados única y exclusivamente en la tasa que tienen que pagar las empresas explotadoras de servicio de telefonía móvil cuyo cano aumenta un 543%, es decir, se multiplica por cinco. Ese incremento nos parece correcto y necesario, pero un poco más de cordura en la elaboración presupuestaria. El resto de las tasas por prestación de servicios públicos descienden 7,5 millones de euros (entre ellas las licencias urbanísticas con 1,4 millones de euros menos que en 2009).

El Cebadero paga lo mismo que el bar de la Cantera o que los quioscos de helados de las piscinas públicas.
Los ingresos patrimoniales no varían en exceso respecto de 2009 y nos llama la atención que los alquileres y concesiones administrativas se congelen mientras que los ciudadanos que tienen una vivienda verán incrementada su aportación a la caja municipal, lo mismo que por la utilización de cualquier servicio municipal.

A este respecto llama la atención lo que pagan por la concesión administrativa, por ejemplo, la pista de hielo de Zarzaquemada (9.200€), la plaza de toros (113.460€), el Cebadero (50.100€) que paga casi idéntica cantidad que los quioscos de helados de las dos piscinas municipales (46.650€), por poner sólo unos ejemplos. Pero más sangrante aún es que la cesión de terreno público para la instalación de Verdecora reporte a las arcas municipales solamente 39.230€ anuales y más descarada es que la concesión administrativa del bar de La Cantera ingrese 72.300€ frente a los 50.100€ del Cebadero. No existe proporcionalidad entre los beneficios de uno y otro. A estas entidades y empresas se les tiene congelada su aportación a la hacienda municipal.

Mayores impuestos y menor mantenimiento de la ciudad
La consecuencia de la falta de coraje para enfrentar los inconvenientes económicos actuales de estos presupuestos los pagaran los ciudadanos con mayores impuestos y menor mantenimiento de la ciudad. Es decir, que en 2010 se seguirá deteriorando el patrimonio público de la ciudad como consecuencia del descenso de las partidas presupuestarias destinadas al mantenimiento de las instalaciones deportivas, dependencias municipales, instalaciones educativas, escuelas infantiles, alumbrado público, fuentes ornamentales, red de riego, centros culturales y centros cívicos, salas de exposiciones, bibliotecas, la calidad de los cursos demandados por los ciudadanos. De igual modo habrá menos dinero publico para competiciones, eventos deportivos, para atención de los servicios sociales, control de industrias, limpieza de dependencias y colegios públicos y limpieza viaria, etc.