\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
EL MUNDO AL REVES. SOBRE LA HUELGA GENERAL DEL 29-S
Por Admin (del 03/10/2010 @ 20:47:35, en Actualidad, leer 1841 veces)

La victoria ideológica de la derecha neoliberal
La huelga general del 29-S ha sido la del acoso y derribo de la caverna política y mediática contra los sindicatos que ha hecho mella en los ciudadanos, matando al mensajero. Una derecha que se abstuvo en la aprobación de la Constitución de 1978 y que cuando les da el ramalazo y les interesa la defienden a capa y espada. Pero su subconsciente les traiciona una vez sí y otra también. Atacando a los sindicatos y su papel en una democracia están atacando el artículo 7 de la Constitución que en su Titulo Preliminar formula los principios básicos de cómo debe ser el Estado y define a España como un Estado Social y Democrático de Derecho donde tienen cabida los partidos políticos, las organizaciones sindicales y empresariales como entes públicos que cumplen su función en un Estado de Derecho.

La prensa de la derecha incluso después del 29-S mantiene su plan de acoso y derribo hacia los sindicatos y deriva y manipula a la opinión pública hacia las posiciones que más les interesa (valga como ejemplo reciente el lanzamiento de Belén Esteban a la arena electoral). Como botón de muestra tenemos el programa del sábado en “La Noria”, uno de cuyos ejes centrales fue el 29-S y la burda manipulación al extraer de ese día solo cortes de piquetes, cuando dos días antes había empezado un juicio en Málaga por el mayor caso de corrupción urbanística de España en el que están implicados casi una centena de políticos y concejales del GIL con el que el PP que pactaba y Arenas alimentaba el gilismo.

El 29-S intereses poderosos, tanto que marcan la agenda, han hecho que cuando los sindicatos señalaban el abaratamiento del despido, el retraso de la edad de jubilación y el giro derechista del gobierno de Zapatero, el debate se centrara en CCOO y UGT y no en el injusto reparto de los costes de la crisis.

Los culpables de la crisis
Tal y cómo se han planteado las cosas en los últimos días parece que son los sindicatos los culpables de la crisis, el paro, la precariedad laboral, los sueldos miserables y hasta la inseguridad ciudadana. Es que están anticuados, es que los liberados no dan palo al agua, es que están subvencionados (la CEOE, el PP y el PSOE, por cierto también lo están y estos dos últimos con cientos de millones de euros más que los sindicatos), es que sólo defienden a los suyos, es que los piquetes… Eso es fuego a discreción contra los sindicatos bajo el liderazgo de esa gran campeona de la justicia social que es Esperanza Aguirre y su caverna mediática y política. (El Mundo, ABC, La Razón, Intereconomía, esRadio. COPE, esMadrid, Veo7, ... y bastantes más canales de radio y televisión por vía de la TDT)

Los que se van de rositas
Porque ni el capitalismo financiero especulativo, ni las grandes empresas y entidades financieras, ni la codicia de los directivos y brokers, ni el PP, ni el PSOE, ni la CEOE, nada de esto tiene que ver con el hecho de que Fulano esté en paro, Mengano vaya a estarlo en breve y el joven Zutano tenga un contrato basura y un sueldo de 800 euros.

No somos los culpables
No señor, no son culpables aquellos que se oponen a los empleos precarios y los sueldos miserables, aquellos que proponían una economía más productiva y menos especulativa, aquellos que sostenían la necesidad de una reforma fiscal que gravara más las rentas del capital y las grandes fortunas.

Estamos asistiendo a una oleada neoliberal que está calando en la sociedad, a una victoria ideológica de la derecha neoliberal que incluso ha penetrado en ciudadanos que se proclaman de izquierda y esto es lo que confirma el triunfo absoluto del pensamiento neoliberal y están ganando la batalla ideológica.

Las necesarias reformas
¿Necesitan reformas los sindicatos? Sí, pero no más que los partidos, la justicia lenta e ineficaz, el sistema fiscal (para que los asalariados no pagáramos porcentajes de nuestros modestos ingresos tres, cuatro, cinco, diez veces superiores a los porcentajes de los ingresos millonarios), el sistema electoral, el Parlamento, la CEOE, las empresas (para que abandonaran la mentalidad del corto plazo, el pelotazo y el dinero fácil), y el mismísimo modelo productivo español y terminar con un sistema político heredado de la transición –bipartidismo, dominio de los aparatos, sistema electoral inicuo-. Por cierto, les recuerdo que ahí sigue, al frente de la patronal, el señor Díaz Ferrán, todo un ejemplo de emprendedor exitoso y referente moral, aunque parece ser que tiene los días contados al frente de la CEOE.