\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
¡Que hacer!
Por Admin (del 15/03/2013 @ 10:12:43, en Actualidad, leer 2221 veces)

La llegada del PP al gobierno local en el año 2011 fue la consecuencia, entre otras causas, de una deficiente gestión del gobierno PSOE-IU entre los años 2007/2011. Muchos esperábamos que se hubiera dado una reflexión y autocrítica por parte de estos partidos y el debate y adopción de medidas para que no se volvieran a repetir los errores en dicha gestión.

Esto no fue posible, dejando al descubierto que en los partidos de izquierda pareciera que no cabe la reflexión y la autocrítica. Consecuencia de esto último vemos como estos partidos no han sabido adaptarse al nuevo escenario de oposición y carecen de alternativas, proyectos para la ciudad y de liderazgo en la política local.

Desde la IZQUIERDA ¿Estaban agotadas las propuestas y la forma de gobernar para Leganés?

En Leganés ¿Se gobernaba con elementos identitarios de la izquierda y diferenciadores de la derecha?

Lo prioritario, una vez que gobierna la DERECHA, es ver cómo hacemos lo posible para desalojarla democráticamente del gobierno local. Habría motivos mirando al gobierno de Rajoy: recortes sociales, pérdida de derechos sociales y civiles, daños irreparables en la sanidad y educación pública, detrimento en la prestación y calidad de los servicios públicos, corrupción, alejamiento de las instituciones de los problemas de los ciudadanos, etc.

Desde la Comunidad de Madrid: privatizaciones, políticas de recortes salvajes en servicios públicos, abandono hacia los municipios, ausencia de inversiones, etc.

En Leganés, sufrimos una política de derecha extrema con un alcalde peculiar, de ideología extrema, autoritario, carente de los principios democráticos más básicos, con un gobierno local en el que cada uno de sus concejales juega a superar en las actitudes a su jefe el alcalde.

Un gobierno a favor de los recortes en sanidad que afectan a nuestro hospital y centros de salud, que no le duele votar a favor del cierre de centros educativos públicos mientras regala suelo municipal para colegios privados, que privatiza servicios municipales, algunos de ellos para favorecer estrategias partidarias como es el caso del convenio con el Canal de Isabel II, que despide trabajadores municipales mientras engorda la lista de cargos de confianza de su partido y nombramientos a dedo de funcionarios de libre designación; que manifiesta su desprecio a los principios democráticos cuando persigue y descalifica a los que discrepan de sus políticas como es el caso de las asociaciones vecinales y entidades ciudadanas, etc.
Un gobierno al que le importa un bledo esta ciudad, no han hecho ni una sola cosa destacable y que tan solo trabajan por el interés de su partido y de la ideología que profesan.

Mientras tanto el PP por un lado va desmantelando lo que en muchas décadas ha costado construir y por otro va consolidando acciones que tienen que ver con su ideología, nos referimos a principios y valores.
En Leganés los ataques a la educación y sanidad pública van a dejar unos daños que difícilmente serán reparables en varias décadas, mientras que por otro lado el PP potencia valores y una forma de gobernar que nos remonta a épocas que ya creíamos sobrepasado.

Por estas cuestiones y aspectos de la política local hemos defendido la necesidad de una Moción de Censura para quitar al PP del gobierno local de Leganés. Desde CXC ya hemos hablado largo y tendido de la importancia y necesidad de un cambio de gobierno, y lo hemos teorizado desde una posición de IZQUERDAS.

Creemos un grave error por parte del PSOE e IU que no hayan hecho todo lo posible para un nuevo gobierno en el Ayuntamiento de Leganés, error que con casi toda seguridad pagarán en las próximas elecciones locales del 2015.

Un eje fundamental de un partido de izquierdas es y debe ser evitar que gobierne la DERECHA. El PSOE e IU han antepuesto sus intereses particulares y fobias al de la creación de un gobierno alternativo a la DERECHA.

Ambos porque aún parecen estar en el gobierno del 2007/2001 y ni entonces ni ahora se enteran de que el adversario a batir es la DERECHA. Además porque unos piensan que vendrán tiempos mejores –debido a la penosa gestión del PP- y otros a la espera de engordar debido a la sangría del otro partido de la izquierda.

Tal vez no les salen las “cuentas electorales” en el 2015 y se echan las manos a la cabeza, miren en Grecia: los socialistas pueden pasar a ser la cuarta fuerza política e IU no es Syriza. Todo ello sin contar con la disminución de concejales en los consistorios que propone el PP, de 27 a 18 en Leganés.

No cabe duda que el hecho más significativo en la política de esta ciudad en los últimos años y hasta las próximas elecciones municipales es la FUSTRACIÓN en la ciudadanía que han generado el PSOE e IU al no facilitar un cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Leganés. Un hecho similar al que ocurrió en el 2007 en el que ambos partidos facilitaron la alcaldía al PP.

Pero cómo es que fue posible entonces que en apenas una semana se pusieran de acuerdo para desbancar a la derecha y ahora no.

La única justificación posible es que entonces había aspectos que hacían atractivo gobernar (el urbanismo, contrataciones, colocaciones de afiliados como cargos de confianza, presupuestos municipales, etc.) y que en estos momentos con la que está cayendo en la política han perdido el interés; a lo que hay que sumar que la nueva situación requiere de pedagogía y colaboración con la ciudadanía para gobernar.

Por eso, una vez frustrada la intención del cambio de gobierno del PP, nos planteamos muchas interrogantes, todas ellas tendentes a que en Leganés gobierne la IZQUIERDA y los CIUDADANOS.
Los partidos con representación municipal que se reclaman de la izquierda ¿entienden lo que está pasando en Leganés? ¿Qué análisis hacen de la política local?

¿Tienen alternativa? ¿Tienen proyecto, ideas y políticas de IZQUIERDA para esta ciudad? ¿Son alternativa?

¿Tienen equipos renovados o son los mismos de años anteriores e incluso de décadas anteriores?

La tarea que muchos ciudadanos comprometidos tienen por delante es cómo cambiar esta situación, cómo recuperar a ilusión, cómo y para qué recuperar el compromiso, en definitiva ¿QUÉ HACER?