\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Ley del aborto y píldora poscoital: dos medidas de igualdad necesarias.
Por Admin (del 19/05/2009 @ 18:28:22, en Actualidad, leer 28641 veces)

Las mujeres deberíamos manifestar nuestra alegría porque tras la democracia se ha tardado más de 30 años en plantear una ley de aborto libre. Este ha sido el primer gobierno, tras la dictadura, que ha planteado a debate social el aborto como un tema de responsabilidad de la mujer. Y debemos defenderlo ante los movimientos reaccionarios de la derecha política e ideológica y de la Iglesia, que pretenden paralizarlo. Así defenderemos los criterios de libertad personal de las mujeres y nuestra capacidad de decisión y autonomía personal.

Es una ley que viene precedida, primero, por una amplia lucha por parte de las mujeres, y en la actualidad, el documento ha sido fruto del debate con los movimientos sociales y de las opiniones de expertos en el Congreso de los Diputados.

Se propone esta ley ligada a una Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, que debe recoger también un Plan de Educación Sexual y Reproductivo. Porque en los últimos años ha habido una involución en los datos de ETS (enfermedades de transmisión sexual) y de embarazos no deseados.

Y la salud sexual y el embarazo son dos conceptos que debe usar cada persona individualmente, de acuerdo a su moral y ética personal, sin estar mediatizados por leyes o éticas religiosas que responden a dobles morales, según sean los afectados. La iglesia sigue pretendiendo que las mujeres seamos dóciles y sometidas. No nos extraña cuando se trata de una institución arcaica, que no ha evolucionado en los valores democráticos ni en los valores individuales, en este caso el de las mujeres.

En qué supera esta ley del aborto a la ley de despenalización de 1985:
- Se trata de una ley de plazos, que regula el aborto libre y responsable hasta la semana 14. A partir de ahí será posible a partir de un sistema de indicaciones. Ya no estamos ante una despenalización de ciertos casos, que siempre nos obligaba a justificar los motivos, con riesgo, en algunos casos, de cárcel.

- Estará cubierto por la sanidad pública. En la actualidad sólo el 3% se realiza en la sanidad pública. Así el sistema de atención será general, mientras que ahora depende de las comunidades autonómicas (En Navarra, por ejemplo, no hay ningún centro sanitario que lo practique).

- Está enmarcado en una Estrategia de Salud, que apuesta claramente por confiar en la responsabilidad de las mujeres en la toma de decisiones. Así, es muy importante recoger la posibilidad de abortar a partir de los 16 años. Los datos recogen cómo esta es la población con mayor riesgo de embarazo, y estando en pleno desarrollo personal y social, el hecho de llevarlo a cabo supone, en muchos casos, truncar la vida de esa mujer e incluso de todo su entorno familiar.

Esta ley, junto a la liberalización de la venta de la píldora poscoital en las farmacias sin necesidad de receta, va a suponer un respiro muy importante para los ciudadanos y ciudadanas de la Comunidad de Madrid que, casi sin centros de educación sexual y sin atención en la mayoría de los centros sanitarios públicos, venían deambulando por todo el territorio en busca de una receta para la píldora del día siguiente. Y sobre todo para las más jóvenes, que no acudían a sus médicos de familia.

Ahora sólo falta que se diseñe y se dote presupuestariamente ese Plan de Educación Sexual y Reproductiva para la Población Joven y, siendo más valientes, que se liguen a estos programas la dispensa de la píldora del día siguiente de forma gratuita. Los adolescentes no siempre tienen recursos económicos para desembolsar su coste.

No entendemos la alarma política que agita la derecha ante esta propuesta de ley, cuando es bastante similar a la legislación de países de nuestro entorno.

Y, sin ser la ley que a muchas mujeres nos gustaría, en estos momentos, entendemos que debemos movilizarnos para defenderla ante la agresión mediática y política por parte de los sectores más conservadores.