\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Coherencia y compromiso político.
Por Admin (del 14/12/2009 @ 18:28:37, en Actualidad, leer 2605 veces)

Mientras Aminetu Haidar, lleva más de 26 días en huelga de hambre por la libertad del pueblo saharaui el Alcalde de Leganés, Rafael Gómez Montoya (PSOE), acompañado por el concejal de Educación, Alarico Rubio (IU), la directora de Cooperación, Inmaculada Muñoz y Mercedes Chillada de la Fundación Leganés para el Deporte, han visitado la daira de La Güera en los campamentos de refugiados saharauis del desierto de Tinduf en Argelia, que está hermanada con la ciudad de Leganés desde 2001.

Vaya por delante que nos parece bien y adecuado visitar las ciudades hermanadas, pero cuando una dirigente destacada del pueblo saharaui está en una huelga de hambre por la libertad de su pueblo se debería hacer algo más que una visita ya programada de antemano, antes de conocerse la actitud tomada por esta activista saharaui el pasado mes de noviembre.

La visita tendría sentido si desde el Ayuntamiento se estuviera haciendo algo para contribuir con la lucha de Aminetu y del pueblo saharaui, a no ser que no se quiera molestar al PSOE y al gobierno de Zapatero.

¿Cómo se explica que se esté de viaje y que el Ayuntamiento no haya publicado ninguna resolución y/o acuerdo del Pleno Municipal pidiendo al Gobierno medidas para el retorno de Aminetu a El Aaiún?

¿Es que no ha habido tiempo o es que no se quiere molestar al Gobierno de Zapatero por parte del PSOE e IU en Leganés? No era tan difícil aprobar una resolución de la Junta de Portavoces o la convocatoria de un Pleno Extraordinario, como así ha ocurrido en otras ocasiones, para manifestar el rechazo de lo que está ocurriendo con Aminetu, ademas de apoyar al pueblo saharaui y convocar a la ciudadanía a actos de respaldo a Aminetu.

En otras ocasiones el gobierno local se ha posicionado sobre distintos asuntos colocando pancartas u otras llamadas para sensibilizar a la ciudadanía. En este caso nada. El viaje debería haber estado precedido de un acuerdo de este tipo, sobre todo para que no parezca tan solo un viaje para acallar sus remordimientos de conciencia.

La coherencia y compromiso político nos debe llevar a que los hermanamientos deben tener un contenido de compromiso político e incluso ideológico, máxime cuando estamos ante pueblos reprimidos, perseguidos, sin el reconocimiento a su derecho a la autodeterminación y a su territorio.

Desde Ciudadanas y Ciudadanos por el Cambio (CXC) reafirmamos nuestro compromiso con Aminetu y el pueblo saharaui.