\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Sobre la corrupción y con el retrovisor puesto. Un mundo al revés
Por Admin (del 12/04/2010 @ 19:30:27, en Actualidad, leer 1646 veces)

Es indignante en nuestra democracia que la judicatura admita a tramite y vaya a juzgar al juez Baltasar Garzón por la denuncia que el partido único del fascismo español Falange Española Tradicionalista y de las Juntas Ofensivas Nacional Sindicalistas (FET de las JONS) y su actual sindicato único y desconocido “Manos Limpias” han realizado para que no se levante toda la mierda ocurrida en los cuarenta años de fascio español. Es como si en Alemania los nazis pudieran llevar al banquillo de los acusados a los generales de las tropas aliadas. Pero, a diferencia de España, allí este partido está ilegalizado y sus actos son controlados con la máxima rigidez jurídica y policial.

Después de que los militares, con Franco al frente, llevaran a cabo la limpieza étnica e ideológica en la guerra civil y la prolongación de ésta con el único objetivo de masacrar al enemigo, es indignante que el partido único fascista español -brazo armado del Ejercito de ocupación una vez concluida la contienda civil-, encargado y responsable de los miles de desaparecidos y fusilados en cientos de municipios y enterrados en fosas comunes y cunetas que aún no han aparecido, sea la bandera a la que se ha sumada la caverna mediática y política de este país.

Un millón de firmas de apoyo a Garzón
http://www.facebook.com/pages/Un-MILLON-de-FIRMAS-para-APOYO-al-GRAN-JUEZ-BALTASAR-GARZON/497408220272

Plataforma de apoyo a Garzon
http://www.congarzon.com/

En manos de una condesa
Tal vez el PSOE debería aprender de la condesa de Murillo que sin ningún desparpajo ha anunciado en la Asamblea de Madrid que fue ELLA la que destapó el caso Gurtel. Esperanza Aguirre se muestra cada vez más "creativa" para desviar las sospechas de corrupción que pesan sobre su Gobierno y para no contestar a la oposición. La imputación de 45 altos cargos de la Comunidad de Madrid que aparecen en la parte del sumario del caso Gürtel entre los que hay viceconsejeros, directores generales, subdirectores generales y jefes de gabinete debería llevar consigo su dimisión.

Los tres millones de euros
Un tema colateral a todos los casos de corrupción es el pago de la fianza impuesta por los jueces, independientemente de la cuantía económica. Nuestro asombro es cada vez más asombroso. No entendemos como todos y cada uno de los imputados en los diferentes casos de corrupción de los últimos meses pagan la fianza que les impone el juez. El caso más llamativo ha sido el de Matas que se ha librado de la cárcel al depositar tres millones de euros (500 millones de pesetas) para eludir la cárcel. Y nos preguntamos: Los jueces no se asombran de la capacidad adquisitiva de los cargos públicos de la derecha que todos ellos tienen el suficiente dinero para poner encima de la mesa y evadirse de entrar en un centro penitenciario.

A la derecha española le preocupa poco España y mucho sus bolsillos
Contra lo que afirma, a la derecha española le preocupa poco España. Las continuas proclamas patrióticas son sólo retórica y tinta de calamar. Lo que verdaderamente le interesa son los negocios y alcanzar el poder central, los autonómicos y los municipales facilita mucho ese objetivo. De modo que pudiendo haber luchado contra la corrupción, la derecha ha utilizado el poder político para extenderla y facilitarla.

La concepción esencial de la política que tiene la derecha hispánica es la siguiente: Yo estoy en política para forrarme, como vino a decir un alto dirigente de la derecha en un momento determinado. Y parece que expresaba un sentimiento muy compartido, pues en muchos lugares donde gobierna el PP la frase se ha tomado como una orden. ¡A forrarse! podría ser la libre traducción del mandato ¡Enriqueceos! La castiza expresión popular forrarse, ganar dinero en abundancia sin reparar mucho en los medios, con la marcada tendencia pepera al mamoneo, al tiempo que hace una metafórica anticipación del gusto por los trajes gratuitos bien cortados, y naturalmente bien forrados (sobre todo en los bolsillos), de algunos implicados en la llamada trama Gürtel.