\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
LEGACOM-LEGASEC: NEGOCIAR y NEGOCIAR
Por Admin (del 19/07/2011 @ 12:02:54, en Actualidad, leer 3028 veces)

He aquí el dilema de la derecha local. Lo que le está ocurriendo a Jesús Gómez es lo que viene sucediendo a los políticos en general y a los de Leganés en particular: Por la boca muere el pez.

Detrás de estas dos siglas se esconde el quebradero de cabeza del Alcalde de derechas de la ciudad que, por activa y por pasiva, durante toda la legislatura anterior afirmaba que si gobernaba desaparecería el nido de propaganda subversiva que había creado Montoya “El Breve”. Y no le faltaba razón. Las decenas de fotos que nos acompañaban todos los meses en La Plaza superaban cualquier línea roja de la comunicación y degeneraba en “agipro”. De hecho, a pesar de que –según los datos de las encuestas “ad doc” que encargaba el anterior Alcalde- Montoya era conocido por el noventa por ciento de la ciudadanía, no le sirvió para nada el 22-M. Ya lo veníamos anunciando en los medios de CXC. Y así ha ocurrido.

Una vez topado con la realidad el primer edil quiere echar sobre las espaldas de los trabajadores las burdas manipulaciones informativas de los directivos de LEGACOM. El diseñador-gerente que actualmente ejerce como auxiliar de bibliotecas del ayuntamiento, empleo que ejercía antes de dirigir LEGACOM. El segundo de “a bordo”, Reinaldo, el jefe de prensa del PSOE que ejercía de censor franquista –nos recuerda a Urdaci con aquella famosa frase “sindicato ce, ce, o, o.”- anda desolado y desesperado buscando por los rincones un lugar al sol.

Es evidente que los trabajadores de LEGACOM no tienen la culpa de la línea editorial que impuso su gerente y el jefe de prensa del PSOE. Esperamos que el PP negocie con los sindicatos una salida airosa para todos, porque los objetivos de la empresa pública pueden reconvertirse y poner en marcha una nueva forma de comunicar a los ciudadanos sin “book” fotográficos, sin excesivos sectarismos ni beneplácitos al poder o los menos posibles, como ocurría en la primera etapa de esta empresa.

El PSOE ha hundido LEGACOM en el descrédito más absoluto al fundir el aparato de propaganda socialista y los recursos de esta empresa pública. Los trabajadores de LEGACOM no pueden ser el chivo expiatorio de que el PSOE incluyera en la plantilla de esta empresa su aparato de propaganda y ésta sirviera de trampolín mediático para envolver lo que era burda propaganda a favor de Montoya como información municipal.