\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Si el pueblo insulta a los políticos se escandalizan, pero estos no se escandalizan por los desahucios
Por Admin (del 17/04/2013 @ 10:55:38, en Actualidad, leer 2060 veces)

Los niños de familias desahuciadas también sufren la presión y el estrés cuando tienen que abandonar su casa y son miles frente a dos decenas de hijos de políticos

Hace unos días unos ciudadanos de Leganés componentes de la plataforma antidesahucios, se manifestaron frente a la sede del PP de la localidad y posteriormente se desplazaron hasta el domicilio del primer edil del municipio y diputado regional. Con una actitud totalmente cívica, aunque si se profirieron gritos a favor de la dación en pago y en recuerdo de que esta persona forma parte de un partido político que gobierna y que va a ningunear al millón y medio de españoles que por medio de su firma apoyaban las reivindicaciones de la PAH.

La reacción del alcalde de la localidad ha seguido los mismos pasos desde que miles de ciudadanos claman en las calles que el gobierno de la nación haga algo para que la desestructuración de la sociedad, consecuencia de la actual crisis económica, no llegue a extremos insospechados que den pie a que los ciudadanos afectados y todos aquellos que muestran su apoyo salten por otros derroteros y pongan en cuestión el sistema que los obliga a abandonar sus domicilios.

A este respecto la izquierda institucional no ha sabido capitalizar la labor desarrollada por estos colectivos de afectados. De hecho la imagen del presidente o expresidente del PSOE amonestando a varios diputados de su grupo en el Congreso evidencia que este partido comulga –con ligeros matices- con las premisas del PP en este tema.

También hay que decir que, como siempre, los medios de comunicación de la caverna política y los portavoces del PP han sabido capitalizar en su favor los “escracher” tildándolos de “nazis” y evidenciando al trauma que supone para los hijos y familiares de los diputados que han sido “escracheados”. De hecho la última encuesta dada a conocer sobre los acosos a políticos en sus domicilios ha bajado del 78% de hace una quincena al 60% a mediados del mes de abril.

Pero nadie de la izquierda institucional ha cogido la bandera de este colectivo y ha contrarrestado las manifestaciones de la derecha política y mediática para manifestar que si unas decenas de políticos y sus familias han sido acosado por el PAH existen decenas de miles de familias que han sido arrojadas a la calle y entre ellos había también niños. ¿Estos niños desahuciados no sufren la misma presión y el estrés que tiene la familia y los hijos de un político acosado? Creemos que sí. Tal vez –y cada vez tienen más razón los que manifiestan que los políticos son una casta- está mal visto que se ejerza presión sobre esta casta y se tapen los ojos, tanto todos los políticos como los medios de comunicación que solo se quedan en la noticia del desahucio pero no han profundizado –ni creemos que se profundice en este tema- en las consecuencias psicológicas que acarrearan a los hijos de los desahuciados. Parece que los diputados pueden insultarse con inmunidad entre sí, pero si el pueblo les insulta se escandalizan y se hacen las víctimas de un delito de lesa majestad.

En este circo de la derecha aparece el edil de derecha extrema (cómo NO) que gobierna la localidad que a los pocos días fue corriendo a “Intereconomía” a contar su caso para que los de su clase le dieran el apoyo y, de paso, servirle de acicate y pavonearse del apoyo recibido y engrandecer su ego.