\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
La marca España que exporta el PP
Por Admin (del 21/12/2013 @ 17:06:30, en Actualidad, leer 2758 veces)

Todos los gobiernos adoran a las mayorías silenciosas, pero éste ha dado un paso más. Por si acaso no hay en el futuro mayorías silenciosas, habrá por ley mayorías silenciadas. Escribimos estas líneas antes de que se apruebe la Ley de Seguridad Ciudadana porque después nos multarían con 600.000 euros por ofender la imagen de la patria a juicio de la autoridad competente o por injurias, calumnias o acusaciones contra las autoridades o instituciones.

La capacidad de asombro de los españoles no tiene límites. Esta última semana se ha visto bombardeado por los medios de comunicación sobre las tropelías de sus políticos que no tienen freno en el ejercicio del poder. La ley del aborto nos retrotrae a la España de hace 30 años. El oligopolio de las eléctricas y las petroleras -contrario a la total libertad de mercado que preconizan-, a pesar de que las primeras han repartido beneficios entre sus accionistas (6.200 millones en 2012) quieren aún más con el intento de la nueva subida de la luz y las segundas subiendo los precios en señaladas fechas. El registro judicial de la sede del PP y de UGT para aclarar supuestos delitos fiscales. El PP de Sanlúcar sirviendo zumos del Banco de Alimentos en su desayuno con la prensa. La saga de los Aznar: unos presionando al poder bancario para prebendas a sus amigos y otras haciendo el ridículo en el exterior con el café. Los políticos madrileños del PP imponiendo a políticos afines en la principal filial de Caja Madrid, estos mismos que la hundieron con la ayuda del PSOE e IU.

Los recortes sociales que se han puesto en marcha (sanidad, educación, servicios sociales, dependencia, etc.) Era una “racionalización” de los excesivos derechos que teníamos los españoles. Después vino la racionalización de la justicia (las tasas judiciales) para que ningún ciudadano pueda ejercer su derecho como tal ante los desmanes de cualquier signo y no pueda recurrir por falta de dinero. Ahora toca los recortes a las libertades: ley de seguridad privada, ley de seguridad ciudadana, ley del aborto, etc., que ya son ideológicos y no económicos. Es decir todo un plan bien pergeñado para sumir en el desasosiego a miles de ciudadanos para que no puedan manifestar su indignación y mantenerlos en sus casas como la mayoría silenciosa de las que les gusta hablar (como al franquismo que también apelaba a ella) cada vez que una manifestación multitudinaria recorría las calles de las ciudades del país.

La patronal desbocada de truhanes. Su expresidente estatal en la cárcel, el presidente de la CEIM moroso con Hacienda y la Seguridad Social, una de sus vicepresidentas imputada por un juez. El presidente de la patronal andaluza, imputado por una presunta estafa. La trama de las ITV que también llamó a las puertas del tripartito catalán. El mundo al revés: La fiscalía defendiendo a presuntos corruptos oponiéndose a la imputación de la infanta Cristina y a la mujer de Ignacio González y sin embargo denunciando al juez Elpidio que metió en la cárcel al presidente de Caja Madrid por sus actos que se están descubriendo ahora por los correos electrónicos, al igual que le ocurrió al juez Garzón.

Un gobierno que ha privatizado la extracción de sangre –los donantes tenían que rebelarse a la extracción del liquido rojo-, porque puede acabar surtiendo las necesidades de los más ricos. Un gobierno que se ha enfrentado a cualquier colectivo de españoles: familiares de los republicanos en las cunetas, pensionistas, desahuciados de sus viviendas (185 al día hasta septiembre de 2013) con algunos homicidios, preferentistas a los que el gobierno ha olvidado, dependientes, mujeres, lesbianas, trabajadores de cualquier sector, sanitarios, educandos, etc. Un gobierno que va a imponer por la puerta falsa el despido libre a partir del 1 de enero de 2014 al aprobar un decreto por el cual el FOGASA dejara de pagar la indemnización a los trabajadores empleados en empresas de menos de 25 trabajadores, etc. Y sin embargo apoya a los poderosos. La perdida de 8.000 millones de dinero público inyectado a Novagalicia (y tener que seguir soportando durante 14 años el pago de los intereses de la parte del préstamo de Bruselas que el Estado utilizó para sanear la entidad) y los 52.000 que aún le quedan por perder después de la socialización de perdidas de los bancos –que hemos pagado todos los españoles- cuando una vez saneados sean subastados a los bancos privados a un menor precio que la subvención. A pesar de ello la banca española duplica sus beneficios y gana 6.702 millones en 2013.

Un gobierno que sin rubor se enfrenta y desprestigia a los jueces que les incomodan en sus trapicheos, que no duda en apartarlos de la carrera judicial o denunciarlos como impresentables. Un gobierno que desde que amanece hasta que se termina el día esta mintiendo a la ciudadanía. Corruptos del PP condenados judicialmente a los cuales apoyan con sus firmas sus compañeros diputados (180 corruptos indultados desde el comienzo de la democracia). Carlos Fabra que no pisa la cárcel, al igual que Jaime Matas. Del Nido. Un poder judicial politizado elegido por los partidos políticos; la criminalización de los manifestantes.

Un gobierno que hace unos meses dijo que iba a poner orden en los salarios de los alcaldes y concejales que se ha quedado en meras declaraciones, porque una vez aprobada la reforma todo seguirá como está y en muchos casos podrán cobrar –y ahora legalmente- más de lo que percibían anteriormente. Un rey, que en plena crisis económica, cargó a Patrimonio 3,4 millones para hacerse un pabellón de caza en la Zarzuela, etc., etc., etc.

España es una gran mierda. España es una gran nariz