\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Se alineó con la extrema derecha del Parlamento Europeo.
Por Admin (del 12/05/2009 @ 13:45:07, en Actualidad, leer 1825 veces)

Un estudio lo sitúa entre los que desarrollan menos actividad en la Eurocámara. Mayor Oreja es uno de los eurodiputados más vagos del Parlamento Europeo. En cinco años ha intervenido solamente 19 veces y en un momento determinado recalcó la extraordinaria placidez del franquismo.

DANIEL BASTEIRO - BRUSELAS - 12/05/2009 PUBLICO
Es el jefe de filas del PP español en Europa, pero su voz no se oye en el Pleno del Parlamento Europeo desde el año 2007, según el registro de la institución. La reducida actividad política de Jaime Mayor Oreja en la Eurocámara le sitúa en la parte baja de la tabla que mide el número de preguntas presentadas, opiniones escritas o intervenciones en debates.

Mayor Oreja, entre los eurodiputados más vagos
La Web Parlorama.eu, una iniciativa en pro de la transparencia, lo sitúa en el puesto 696 entre los 920 parlamentarios que han pasado por la institución. De no incluir las bajas y los suplentes (la institución tiene 785 escaños) su clasificación habría sido aún peor.

Ha intervenido 19 veces en cinco años
Según su ficha parlamentaria, accesible a través de la Web del Parlamento Europeo, el número uno de la candidatura del PP al 7-J se ha dirigido al Pleno 19 veces en cinco años, ha sumado su nombre al de otros parlamentarios en la presentación de siete resoluciones y ha hecho cinco preguntas a las demás instituciones. Sus marcas están muy lejos de las de Raúl Romeva (ICV-Verds), el eurodiputado por España más dinámico y el número dos en Parlorama, con 164 intervenciones en el pleno, 227 resoluciones o 407 preguntas.

Fuentes parlamentarias señalan que muchos diputados sudan la camiseta en arduas negociaciones a puerta cerrada, se baten el cobre en informes legislativos de amplio calado o celebran múltiples reuniones. Actividades que comportan trabajo, pero que no dejan huella. En todo caso, la de Mayor Oreja es honda y ha estado protagonizada por el terrorismo, al que le consagró los dos informes de los que fue ponente.

Votó en contra de su informe
Uno de ellos, votado el año pasado, contó finalmente con su propio voto en contra por la existencia de una enmienda que hacía referencia a la Alianza de las Civilizaciones y por la exclusión de otra que mencionaba soterradamente el contrato de integración para inmigrantes propuesto por Rajoy.

Se alineó con los eurodiputados de extrema derecha del Parlamento Europeo
Fuentes socialistas critican que "Mayor Oreja haya querido llevar a Europa debates nacionales" y lamentan que, a pesar de que haber tenido una actividad escasa, el jefe de los populares haya protagonizado momentos de escándalo en Estrasburgo. El más señalado se produjo en 2006, cuando Mayor Oreja se negó a condenar el golpe de Estado de Francisco Franco, alineándose con los eurodiputados de extrema derecha de la cámara.

Recalcó la extraordinaria placidez del franquismo
Mayor Oreja recalcó tras el polémico pleno la "extraordinaria placidez" de la dictadura, que "representaba a un sector muy amplio de españoles", según él. Además del terrorismo o el franquismo, la actividad de Mayor Oreja ha tocado temas como las relaciones con Cuba, la situación en Afganistán o la política familiar.

Ha faltado a 49 plenos
Para mejorar la transparencia y que los ciudadanos conozcan mejor a sus diputados, el Parlamento Europeo trabaja a contrarreloj para incorporar al perfil de cada parlamentario, accesible a través de la Web de la institución, un resumen de su asistencia al pleno. Sin embargo, la Web Votewatch.eu, elaborada por académicos de la Universidad Libre de Bruselas y la London School of Economics, indica que la presencia de Mayor Oreja tampoco lo sitúa en los puestos de cabeza. De los 52 diputados españoles, Mayor Oreja ocupa el puesto 35 en asistencia al pleno, habiendo faltado a 49 días de sesión plenaria.

Flavien Deltort, responsable de Parlorama, denuncia grandes presiones e incluso amenazas judiciales que le obligaron a cerrar temporalmente la página. "Los diputados en la parte baja de la clasificación, sobre todo franceses e italianos, no supieron apreciar la iniciativa", señala Deltort. Además, la actividad de 2009 no aparecía en el registro, algo en lo que trabaja actualmente "para no perjudicar a los eurodiputados que comenzaron a trabajar sólo unos meses antes de las elecciones", asegura. No es el caso de Mayor Oreja. Su actividad se concentra en la primera mitad de la legislatura. En el último año y medio de legislatura, Mayor Oreja ha redactado un informe (al que se opuso en el voto final) y tres preguntas, además de sumar su nombre a una resolución de la que formaban parte otros doce diputados.