\\ Bienvenidos : Post : Imprimir
Montoya, el breve ¿También en los actos con los ciudadanos?
Por Admin (del 17/02/2009 @ 12:20:31, en Actualidad, leer 1727 veces)

Viene a cuento este comentario por las actitudes del alcalde cuando acude a los eventos deportivos, culturales, recreativos, etc. que se prodigan por la ciudad. Solo tres muestras que se pueden ampliar a cualquier evento ciudadano al que los vecinos de cualquier entidad del tipo que sea invitan al alcalde con toda su buena intención y luego este los defrauda.

Solo tres ejemplos. Diciembre de 2008. Dehesillas. Acto en conmemoración de los cincuenta años de la declaración de los Derechos Humanos. Presentes: el ex secretario general de la ONU, además del alcalde y su sequito. Habla Butros Gali y Montoya. Acto seguido éste último se levanta de la mesa y se despide diciendo que tienen otros eventos que atender. Detrás de él toda la pléyade de cargos de confianza. Por tanto la segunda parte del acto con Carmen Linares, no contó con la presencia del primer edil de la ciudad, haciendo un feo a esta cantante y a Butros Gali.

Segundo ejemplo. Manifestación por la Escuela Pública en Madrid ante la sede de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. El alcalde hace acto de presencia y después de diez minutos se hace la foto y desaparece.

Tercer ejemplo. Presentación de la carrera de las “Dos Leguas”. El presidente de ésta entidad deportiva manifiesta a los presentes que en primer lugar tiene que hablar el alcalde porque “tiene prisa”, aunque eran las 9 de la noche. Se lanza su mitin y se marcha. Lo más grave es que ni siquiera espera a que el presidente de los “maratonianos” tome la palabra. Solo por educación o si se quiere por deferencia hacia quien le había invitado lo mínimo que debería haber hecho era esperar a que terminara la alocución del responsable de esta entidad deportiva. ¡Pues ni eso!

Y nos preguntamos ¿A qué va a los actos que le invitan?, porque no sabe rematar la faena, quedando por tanto como “un chico muy ocupado”, pero con mala educación y más siendo el representante del Ayuntamiento. El anterior alcalde de la ciudad Pérez Ráez iba a pocos eventos, pero tenia la delicadeza –por respeto y educación- de esperar, no sabemos si estoicamente o por gusto, a que el evento se diera por terminado o por lo menos despedirse una vez cumplidos los actos protocolarios.